ICU Admission, Discharge, and Triage Guidelines

Joseph L. Nates, MD, MBA, FCCM (Chair); Mark Nunnally, MD, FCCM et al.

Crit Care Med 2016; 44:1553–1602

Revisado por: Dra. Mónica Meza García.

Objetivo: Esta revisión es una actualización de la Guía de Admisión, Alta y Triaje de pacientes críticos propuesta por la Sociedad Americana de Cuidados Críticos (SCCM) en el año 1999. Propone un marco de referencia para la práctica clínica, el desarrollo de lineamientos institucionales hospitalarios e investigación.

Metodología: Se designó un grupo de expertos reconocidos nacionales e internacionales quienes efectuaron un análisis basado en evidencia, sistemático para desarrollar las guías. En la búsqueda literatura se encontraron 2.404 artículos publicados desde enero 1998 hasta octubre 2013 para su revisión. Tras la valoración de la literatura, la discusión y el consenso, las recomendaciones fueron escritas.

Conclusiones: Aunque estos son lineamientos administrativos, la guía  aborda aspectos éticos y medíco-legales complejos. Determina una marco para orientar a los profesionales en la toma de decisiones informadas durante el ingreso, al alta, y el proceso de triaje, así como en la resolución de problemas de tratamiento sin beneficios y utilización oportuna de recursos. Se concluye la necesidad de desarrollar estrategias preventivas para reducir la carga de enfermedad crítica, educar a nuestros colegas no intensivistas sobre estas intervenciones, y mejorar nuestro alcance, el desarrollo de la identificación temprana y sistemas de intervención.

Comentario: Diez aspectos son relevantes en esta revisión. Primero: A diferencia del modelo de prioridades propuesto en el año 1999, el cual fue adaptado por diferentes documentos normativos de nuestras instituciones, en la actual guía se propone catalogar como Prioridad 2 a los pacientes con comorbilidades terminales que cursan con una descompensación aguda  y requieren soporte intensivo que antes denominamos Prioridad 3, mientras los pacientes con riesgo inminente de descompensarse que requerían monitoreo y antes eran Prioridad 2 candidatos a pase a UCI ahora son Prioridades 3 y deberían pasar a Unidades de Cuidados Intermedios. Segundo: Aspectos que ya se discutían en nuestra realidad son manifestados en el marco de sobredemanda de Cuidados Intensivos y Triaje Terciario en Desastres con sus consideraciones especiales. Tercero: las UCIs que demostraron tener menor mortalidad son aquellas que disponen de un plan de trabajo diario y una relación enfermera:paciente más baja. Cuarto: Los pacientes críticos deben ser destetados en unidades de cuidados intensivos no en salas de hospitalización generales. Quinto: Se propone que los pacientes críticos en las Salas de Emergencia deben ser derivados a las Unidades de Cuidados Intensivos en un tiempo idealmente menor de 6 horas para una atención especializada y oportuna. Sexto: Necesidad de disponer de un Comité que revise, discuta los ingresos, altas y triaje en UCI. Séptimo: Propuestas de medición de la gestión de calidad en Cuidados Intensivos menciona Modelo de Buenas Prácticas de Joint Commission y Modelo Español-Europeo. Octavo: Se discute sobre toma de decisiones en triaje los cuales dependen de los criterios escritos, de los recursos disponibles, sesgos entre médicos intensivistas y entre instituciones. Noveno: Recomendaciones sobre cuidado paliativo y la falta de investigación en este tema.

Descargar articulo completo.

Captura de pantalla 2016-08-16 a las 12.16.11 p.m.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *