Incidence and Etiology of Potentially Preventable ICU Readmissions

Mohammed J. Al-Jaghbeer, MD1; Seema S. Tekwani, MD2; Scott R. Gunn, MD3; Jeremy M. Kahn, MD, MS3,4

Crit Care Med 2016;44:1704-09

Revisado por: Dr. Abel Arroyo

Incidencia y etiología de las readmisiones potencialmente prevenibles a la UCI. Al-Jaghbeer M, Tekwani S, Gunn S, Kahn J. Crit Care Med 2016; 44: 1704 – 1709.

INTRODUCCIÓN: La tasa de readmisión a la UCI es considerada como una medición de desempeño hospitalario. Como quiera, el grado en el que esas readmisiones son prevenibles es desconocida, creando incertidumbre acerca de la factibilidad y el valor de reducir las tasas de readmisión. En este estudio se determinó la frecuencia y las causas de fondo de las readmisiones potencialmente prevenibles a la UCI.

RESUMEN: Se realizó un estudio de cohorte retrospectivo donde 2 investigadores independientes revisaron la historia clínica de 136 adultos dados de alta vivos de su primera admisión a la UCI con una readmisión no planificada dentro de las 48 horas del alta inicial; y evaluaron cada readmisión prevenible de acuerdo a una escala estandarizada y evaluaron la etiología de las readmisiones prevenibles y las no prevenibles. Dieciséis de las 136 readmisiones (11,8%) fueron consideradas prevenibles y 120 (88,2%) fueron consideradas no prevenibles. Entre las readmisiones prevenibles, seis fueron atribuidas a errores del sistema, seis a errores del manejo, dos a eventos procedimentales, una a error diagnóstico y una a error en la medicación. Las readmisiones prevenibles, comparadas con la no prevenibles, tenían tendencia a un índice de estancia en UCI previo más corto (2 vs. 3 días; p=0,05) y una duración de tiempo más corta en sala general antes de su readmisión (16,6 vs. 23,6 horas; p=0,05). La mayoría de las readmisiones a la UCI fueron no prevenibles, lo que aumenta el interés acerca de la importancia de las tasas de readmisión a la UCI como medida de desempeño hospitalario.

COMENTARIO: Independientemente de las limitaciones del estudio, los hallazgos sugieren que la readmisión a la UCI no evalúa de manera indiscutible el desempeño asistencial, pero si puede ser una señal que nos obliga a reevaluar el cumplimiento estricto de las condiciones y riesgos potenciales al alta; además de hacer partícipe de esto al personal que continuará el tratamiento en sala general.

Descargar artículo

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *